En La Casa del Duende queremos dar respuesta a las necesidades físicas e intelectuales, afectivas y sociales de los niños, pero sobre todo pretendemos que sean felices en la Guardería, en un ambiente familiar, relajado y seguro, tanto por la profesionalidad, experiencia y calidad humana de sus educadoras así como por las instalaciones y servicios de los que disponemos.

El primer ciclo de la Educación Infantil al que nos dedicamos, atiende al desarrollo del movimiento, el control corporal, las primeras manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, las pautas elementales de convivencia y relación social y el descubrimiento del entorno inmediato.

Objetivos Generales

Todas las actividades que realizamos con los niñ@s son educativas y formadoras, y en particular a través del juego y la participación, el niñ@:

  • Aprende a conocer su propio cuerpo, sus posibilidades y limitaciones, y adquiere una progresiva autonomía en sus actividades habituales (control de esfínteres, independencia en la comida, vestido y aseo personal, etc….)
  • Observa y explora su entorno físico, familiar y social.
  • Se relaciona con los demás a través de distintas formas de expresión y comunicación. Expresa sus sentimientos, deseos y vivencias, de forma verbal, gestual, musical y plástica.
  • Adquiere sus primeras responsabilidades, conoce la existencia de normas y aprende a ponerlas en práctica.
  • Desarrolla las habilidades necesarias y se prepara para desenvolverse de forma independiente y autónoma en otros entornos dentro de su comunidad (en el colegio, por ejemplo).

Nuestro Proyecto Educativo pretende conseguir un óptimo desarrollo integral, respetando los ritmos concretos y necesidades específicas de cada niño. Se estructura en proyectos de trabajo cuya temática parte del interés del niñ@, y promueve la investigación y experimentación a través del juego; favoreciendo así el proceso de aprendizaje y consiguiendo que sea realmente significativo. Contamos con un método educativo nuevo, muy abierto a las mejoras y en constante evolución, llamado "Sirabún”. Este método está respaldado por una de las mejores editoriales del momento que es Edelvives. El método está dividido en tres trimestres, al finalizar cada uno se les entregará a los padres las fichas realizadas junto con un boletín informando sobre la evolución y aprendizaje de cada niño/a.

Nos basamos en una metodología activa, flexible e individualizada, donde los niños pueden observar y manipular los objetos de su entorno inmediato a través de las actividades.
Entre los contenidos educativos prestamos un interés especial a la iniciación a la lengua inglesa, la música, la psicomotricidad y el juego.

Estimulamos el desarrollo auditivo del niño para crear una base fundamental que favorezca la capacidad del aprendizaje en inglés. Iniciamos a los más pequeños en este idioma fomentando su interés por aprenderlo. Nos basamos en la metodología TPR (las siglas correspondientes a Total Physical Response). Intentatamos que los niños respondan físicamente a órdenes verbales.Es un método bastante útil para niños tan pequeños porque los mantiene activos y atentos haciendo que se interesen por la clase.

Puede usarse a través de divertidos juegos, canciones, actividades y bits de inteligencia en inglés.

Potenciamos la capacidad auditiva que desde muy pequeños los niños desarrollan, y es por ello que la música es un elemento imprescindible en el día a día en la Guardería, desde las canciones con las que se empieza el día, canciones para bailar, música relajante para las siestas, villancicos en Navidad,... También enseñamos a distinguir los distintos sonidos a través de diferentes instrumentos musicales, como tambor, piano, xilófono, maracas, trompetas, panderetas, sonajeros y muñecos musicales para los más pequeños.

La psicomotricidad es un elemento esencial para el desarrollo infantil. Tiene gran importancia como actividad física liberadora de energía y para el equilibrio emocional. Contribuye al desarrollo del lenguaje y a la elaboración del pensamiento. Potenciamos en los niños la adquisición de habilidades, actitudes y hábitos para ayudar así al desarrollo armónico de sus cuatro áreas: cognitiva, afectiva, social y física mediante actividades acordes a sus necesidades e intereses en las diferentes etapas de su vida.

Es imprescindible destacar la importancia del juego como actividad propia de esta etapa. El juego es una actividad natural en estas edades, potencia el desarrollo emocional, intelectual y social del niño y la niña. No hay que hacer división entre juego y trabajo, ya que el juego es el trabajo del niño/a.